Buscar

Memorias Intergeneracionales - Segunda Parte


Todo tipo de memoria ancestral negativa que no se procesa deja una cicatriz. Según la epigenética, las cicatrices son mutaciones del ADN. También hay cicatrices de la crianza de los hijos y, basada en mi experiencia de campo en educación, puedo agregar que hay otras que el mundo adulto deja en los niños fuera del hogar.


Las cicatrices afectan la fluidez del corazón que nos deja recurrir al miedo cada vez que nos sentimos amenazados personal, social, y espiritual y como individuos y colectivamente. En consecuencia, cada vez que esto ocurre, descendemos al conflicto con nosotros mismos y con los demás.


Los recuerdos ancestrales negativos que no hemos abordado son la base del trauma intergeneracional.

https://www.theatlantic.com/health/archive/2018/10/trauma-inherited-generations/573055/


Un nuevo estudio sobre los prisioneros de la Guerra Civil se suma a la evidencia que sugiere que las experiencias de nuestros padres, e incluso de los abuelos, podrían afectar nuestro ADN. En este estudio descubrieron que los hijos de los soldados del Ejército de la Unión que soportaron condiciones extenuantes como prisioneros de guerra tenían más probabilidades de morir jóvenes que los hijos de los soldados que no eran prisioneros. Esto es a pesar del hecho de que los hijos nacieron después de la guerra, por lo que no pudieron haber experimentado personalmente sus horrores. En otras palabras, parecía que el estrés de la guerra se transmitía de generación en generación.


El trauma podría haberse transmitido a través de la crianza de los hijos en lugar de la epigenética. Algo acerca de la experiencia de los prisioneros de guerra, por ejemplo, podría haber convertido a esos veteranos en malos padres, en detrimento de la vida de sus hijos. El impacto psicológico de crecer con un padre que pasó hambre cuando era niño o sobrevivió al Holocausto podría ser suficiente para dejar huellas que terminan moldeando el comportamiento de un niño. https://www.sciencemag.org/news/2019/07/parents-emotional-trauma-may-change-their-children-s-biology-studies-mice-show-how


Cuando decidimos sanar el corazón en los cuatro elementos -agua, fuego, aire y tierra- expresados ​​en el mundo natural y en nuestros cuerpos, encontramos nuestros mejores amigos. Es asi porque cada uno de ellos posee la capacidad y el poder de reabsorber la energía atrancada por las memorias ancestrales negativas.


Cuando esto sucede podemos liberar las emociones negativas que las memorias evocan lo cual restablece la fluidez del corazón haciéndonos emocional, mental, física y espiritualmente más sanos.

De esta manera nuestra capacidad para discernir lo que realmente importa en nuestras vidas aumenta y ganamos la agilidad y la resiliencia que tanto necesitamos y buscamos.



Incrustada en nuestras memorias ancestrales, también hay sabiduría.

Práctica Contemplativa


Tiempo: 30 minutos. Lugar: un jardín, un parque, una fuente de agua, arroyo o montañas. Házlo en el lugar que te ofrece paz. 1) Siéntate cómodamente. Cierra tus ojos. Respira de forma profunda contando lentamente 1-2-3-4. Visualiza la energía del elemento (agua, fuego, aire o tierra) en el que te estás enfocando saliendo y entrando en tu cuerpo. Exhala mientras cuentas 1-2-3-4-5-6 y visualiza la energía regresando al elemento. Repite 3 veces. Abre los ojos, contempla tu entorno y luego comienza el siguiente ejercicio.

2) Escribe el primer recuerdo doloroso que viene a tu mente. 3) Contempla lo que escribiste, dejando fluir las emociones que pueda evocar. Si es llorar, por ejemplo, siente tu tristeza o enojo y ve la emoción como energía emocional, mental, física o espiritual que sale y se une al flujo de tu elemento de elección. Seguimiento: Observa y escribe sobre cualqluiere cambio que notes. Atesora cualquier alivio o consuelo que sientas y utiliza una imagen que lo represente en tu meditación diaria. Habla con un amigo cercano o con tu terapista acerca de esto.

Sanar el corazón es nuestra tarea más esencial. Todos tenemos el material para hacerla.

#evolucion #ancestral #traumaintergeneracional #aguila #condor #corazon #miedo #divino #viaje #vital #mente #insight



El tiempo es el paso de la conciencia a travéz de la eternidad.


Agradezco y valoro tu opinión.


¡Siéntete libre de comentar! admin@auracamachomaas.com

Derechos de Autoria © Aura Camacho-Maas – August 2020.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo